Cruz Roja

Mis acompañamientos: 88

Llevo aproximadamente unos 3 años en Cruz Roja como voluntario. Empecé mi labor de voluntario bastante tarde, ya que es algo que siempre quise hacer pero entre una cosa y otra no termine de sacar tiempo para realizar esta labor. Aprovechando que encontré tiempo libre me decidí a unirme a este proyecto. Además tuve la oportunidad de encontrar a grandes profesionales dentro del mismo.

ANDALUCÍA COMPROMISO DIGITAL

Dentro de Cruz Roja me uní al proyecto de Andalucía Compromiso Digital. El proyecto entendí que me encajaría muy bien debido a mi perfil técnico. Con los años he realizado múltiples labores que creo haber llevado muy bien y haber dado mi mejor esfuerzo. Tengo numerosas anécdotas que guardaré siempre conmigo. Recuerdos maravillosos de muchísima gente, tanto voluntarios, técnicos del proyecto como usuarios. También he forjado nuevas amistades de las que he podido aprender mucho de ellas.

ANDALUCÍA ORIENTA

Empecé mi andadura en el Andalucía Orienta de San Juan de Aznalfarache. Guardo buenos recuerdos de Maria Jose, siempre atenta a que no faltara nada para poder empezar con las clases. Desgraciadamente por recortes políticos dicho espacio se cerró. Un lugar con profesionales intentando ayudar y guiar a las personas a poder buscar un trabajo digno y lo cierran… eso dice mucho desgraciadamente de nuestra clase política. El transcurso de la actividad supuso desarrollar y afianzar ciertas habilidades que no había tenido oportunidad de hacer. Así que fue una labor muy gratificante y mucho más después de los cursos, conocer que varias personas encontraron un puesto de trabajo gracias a las clases.

MATER ET MAGISTRA

También quiero haceros mención de Mater et Magistra un lugar muy especial. Dedicado a proporcionar servicios para las personas con discapacidad intelectual. Creo que ha sido la etapa más fácil y gratificante dentro de ACD. No os podéis imaginar las fuerzas, las ganas y la ilusión contagiosa que tienen estas personas. Digo que fue una etapa fácil por que solo requirió de respeto por mi parte. Algo que fue mil veces recompensado con el trabajo y labor que desarrollaron estas personas. Nunca podré olvidar a Pancho y sus bocadillos de chorizo (mil gracias Pancho), a Nicia por su colaboración, a mis compañeros de voluntariado como mi grandísimo amigo Paco, a Rocío con su cuidado y trabajo con estas personas y Verónica que se unió al proyecto para echarme un cable cuando más hacía falta, y en general a todos. Sin ellos no hubiera sido lo mismo.

OTROS VOLUNTARIADOS

También he dado charlas y otros voluntariados diversos, desde colegios, hasta el hospital Virgen del Macarena, el centro de la mujer de Coria y muchos otros. Con esto os dejo mi experiencia y andadura de todos estos años y os animo y os invito a que os unáis a nosotros y trabajar codo con codo para tener una sociedad más preparada, más justa y más feliz. Podeís tener más información sobre ACD pinchando aqui.